No acostumbro a empezar así… Pero por una vez, y excepcionalmente, recomiendo escuchar la música que hay a continuación al mismo tiempo que se lee la tira de hoy. 


Si por algún motivo preferís no hacerlo (porque os da por saco o, porque, simplemente no podeis), pues nada… La musiquita es de más a más, no es imprescindible, el webcómic de hoy se puede leer sin ella sin ningún problema, y es..